Conoce todo acerca de la cirugía de Lipedema con IKIGAI e Instituto Rubí

Saber qué es el lipedema, las causas que lo generan, los tipos que hay y los tratamientos para  solventarlo es fundamental si tienes este problema. En este artículo, te daremos una serie de pautas para comprender mejor cómo se origina esta patología y cómo un especialista te puede ayudar a resolverla.

¿Quieres conocer más acerca de este tema? Sigue leyendo y entérate de todo lo que necesitas saber para afrontar esta cirugía.

¿Qué es el lipedema?

El lipedema con mayor incidencia en mujeres, es una enfermedad crónica y progresiva que puede significar un deterioro en tu calidad de vida si no la atiendes a tiempo. Frecuentemente, esta enfermedad está subdiagnosticada, con síntomas como sensibilidad, dolor y cierta facilidad para la producción de equimosis. Se da sobre todo en las extremidades inferiores del cuerpo y consiste en la acumulación de tejido adiposo subcutáneo de forma anormal. Es decir, la acumulación de grasa patológica en esta parte del cuerpo y en menor medida en los brazos.

El lipedema en las piernas va aumentando progresivamente el tamaño de estas por la grasa, logrando una desproporción respecto a los brazos y el resto del cuerpo. Este aumento del volumen conlleva también a un aumento de la presión en tejidos, lo que origina el dolor. Este último comienza de manera suave, pero será más intenso conforme la enfermedad progrese, incluso si te encuentras en reposo. También pueden presentarse hematomas sin haber tenido ningún traumatismo, por ejemplo, además de sensación de pesadez.

Entonces, ¿cómo puede tratarse? Por medio de la cirugía, ya que no responde la dieta y ejercicio físico. La respuesta ante este último estímulo es limitada por los pocos avances que notarás. Por eso, una operación controlada y llevada a cabo por personal profesional es la mejor solución para poner fin a este problema a tiempo.

¿Qué tipos de lipedema existen?

Dependiendo de la zona afectada (glúteos, piernas, caderas, tobillos, brazos, etc.) podemos hablar del tipo de lipedema. Y en función de la severidad o intensidad de cada caso, podremos hablar de diferentes grados:

  • Grado I: La piel se muestra lisa, pero hay un aumento del tejido graso y está engrosado. 
  • Grado II: Hay nódulos e irregularidades en la piel. 
  • Grado III: Además de nódulos e irregularidades hay piel que cuelga
  • Grado IV: Hablamos de lipolinfedema. Es decir, además de las anteriores circunstancias, también cursa con linfedema. 

¿Cuál es la causa del lipedema?

El origen del lipedema no está claro, realmente. Hay un importante componente genético que puede tener mucho que ver para producirla en tu cuerpo, pero también uno hormonal. Este último es clave porque esta enfermedad puede afectarte más (ya sea en su aparición o en su agravamiento) cuando hay un cambio en tus niveles hormonales. Por ejemplo, con la menopausia, la pubertad, el embarazo, la píldora anticonceptiva, etc.

La falta de conocimiento acerca del origen conlleva una dificultad en el diagnóstico. Por eso, muchas pacientes mezclan el padecimiento con la frustración de no mejorar. En algunas ocasiones puede confundirse este problema con mala circulación u obesidad.

¿Cómo saber si tengo lipedema?

Dicho esto, ¿cómo puedes saber si tienes lipedema? Lo más importante es que un especialista en lipedema pueda diagnosticar, efectivamente, que tienes este problema. Sin embargo, hay algunos síntomas que pueden ayudarte a identificar la posibilidad real de que puedas estar padeciendo esta enfermedad.

  • Aumento de volumen: suele ocurrir en las extremidades inferiores, de manera casi simétrica entre ambas piernas. Los pies no suelen afectarse.
  • Hinchazón: presión y pesadez en las piernas constantemente. No suele disminuir dichas sensaciones con masajes ni levantando las extremidades inferiores para una mejor circulación.
  • Telangiectasias: aparición de señales púrpuras, azules o rojas en la piel a causa de dilataciones de capilares.
  • Tejido subcutáneo duro: consistencia dura en la piel de brazos y piernas por los nódulos grasos.
  • Sensibilidad: dolor al tacto, especialmente cuando te apoyas en tus piernas o te cogen del brazo.
  • Menor elasticidad: puedes tener problemas al doblar el tobillo o la rodilla. Tu tejido es más rígido.
  • Dolores: molestias que se acrecientan con el tiempo. Los dolores pueden ser espontáneos y afectan incluso estando en reposo.

Cirugía de lipedema

La cirugía de lipedema consiste en la lipoaspiración selectiva, es decir, es una técnica que permite reducir el volumen de la grasa acumulada mediante la extracción de esta sin que se dañe el sistema linfático.

Más concretamente y mediante esta técnica la hipertrofia grasa subcutánea es eliminada gracias a la aspiración a través de pequeñas incisiones sin interferir en el sistema linfático.

El mejor cirujano en cirugía de lipedemia

Después de conocer todo lo que conlleva una cirugíadelipedema, las causas que provocan este padecimiento y en qué consiste, es importante que sepas qué médico trata el lipedema. Para ello, el Instituto Rubí, al mando de su doctor, Carlos Rubí, es especialista en este tipo de tratamientos y operaciones. Una cirugía de este tipo debe tratarse en manos expertas.

Conocer qué es el lipedema es fundamental para que entiendas el origen, causas y tratamientos que pueden llevarse a cabo para corregirse. Visitar un lugar de confianza como IKIGAI puede ayudar a que tu diagnóstico y tratamiento sea el indicado.


Nuestro centro de Medicina y Dermatología Estética y Cirugía Plástica cuenta con el sello y la garantía de Hospitales Universitarios San Roque

¿Dónde estamos?

C/ García Tello, 5

Lunes a jueves: 8:00 a 20:00

Viernes: 8:00 a 15:00

928 012 669

676 953 006 (solo WhatsApp)

Las Palmas de Gran Canaria

Avda. Canarias, nº 131

Lunes a viernes: 8:00 a 20:00

661 111 711 (solo WhatsApp)

Vecindario

Facilidades

Financiación

*Amplias opciones de Financiación personalizadas con IKEA Family, TuMedicinaFinanciada, Santander Consumer Finance y Bankinter Consumer Finance.

Consulta condiciones en el centro y solicita una simulación de la financiación.